caja_galletas

De caja de galletas a guarda infusiones [DIY]

En mi casa nunca faltaba una caja de galletas de mantequilla “por si venía alguien.” Estas galletas se guardaban como oro en paño y como si los que vivíamos en la casa no fuéramos “alguien” no las podíamos tocar. Para los habitantes de la morada estaban reservadas las clásicas galletas Marías, que no es que no nos gustaban, es que las teníamos aburridas.

Pues lo dicho, las ricas galletas holandesas estaban destinadas a las visitas inesperadas, que a diferencia de hoy, nadie se ocurriría ir a casa de algún familiar o amigo sin aviso previo, antes era de lo más habitual.

Mi abuela utilizaba estas cajas redondas como costurero o como botiquín de emergencia, para mi fue mi primer cofre secreto dónde guardaba alguna nota de amor… hoy os traigo una nueva utilidad, un separador de infusiones, que puede quedar muy bien en la mesa “cuando viene alguien”.

caja_galletas

2 comments

Gracias por tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s