Puntos de libro con palos de helados [DIY]

SAM_5439

¿Quién cuándo llega el verano no se come unos cuántos helados? Todavía recuerdo el sabor inconfundible del Minimilk, el sabor a fresa del  Frigo pie o el Drácula con sus tres sabores diferenciados: cola, fresa y vainilla. La llegada del verano lo marcaba sin duda el cartel de helados Frigo.  Hubo una temporada que los palos tenían premio y si  te tocaba  te regalaban otro helado. En alguna ocasión me tocó… esos grandes momentos de felicidad.

Los palos de los helados siempre me parecieron estéticamente bonitos, aunque no les encontré utilidad, unos cuantos años más tarde he descubierto que se pueden reutilizar convirtiéndolos en prácticos y graciosos puntos de libros.

SAM_5434

SAM_5435

SAM_5436

SAM_5431

[Visto aquí]

2 comments

Gracias por tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s